Iztapalapa Mural

En los últimos años el arte urbano ha generado un enorme interés entre sectores públicos y privados. Lo que ha logrado la habilitación de  vías públicas y un impacto positivo en la población. A través de proyectos, fomentos, becas y apoyos en especie; instituciones gubernamentales, asociaciones civiles y han impulsado el desarrollo de este tipo de expresiones artísticas. 

Las acciones de vinculación comunitaria con arte permiten el acceso a los derechos culturales, rescatan los espacios públicos, mejoran el paisaje urbano; además, dejan a su paso obras autosustentables que plasman la identidad de donde se insertan. En México y en el resto del mundo se han puesto en marcha diferentes ejemplos de recuperación con arte. Tal es el caso del programa:  Iztapalapa Mural.

Por la Dirección Ejecutiva de Cultura de la primera alcaldía Iztapalapa, en colaboración con Comex, Iztapalapa Mural es un proyecto de activación cultural comunitaria. Las acciones de vinculación comunitaria con arte permiten el acceso a los derechos culturales, rescatan los espacios públicos, mejoran el paisaje urbano; además, dejan a su paso obras autosustentables que plasman la identidad de donde se insertan. En México y en el resto del mundo se han puesto en marcha diferentes ejemplos de recuperación con arte. Tal es el caso del programa:  Iztapalapa Mural. 

Encabezado por la Dirección Ejecutiva de Cultura de la primera alcaldía Iztapalapa, en colaboración con Comex, Iztapalapa Mural es un proyecto de activación cultural comunitaria.

En este programa se rehabilitan áreas comunes; a través de la intervención de inmuebles, la decoración de fachadas y cortinas de negocios. Los cuales se encuentran ubicados sobre el trayecto de los llamados Senderos Seguros. Con más de 90 artista urbanos convocados a participar, se produce gráfica monumental cuyo objetivo es promover la concientización de temas sociales y medioambientales. Las propuestas fomentan la empatía y acción en temas de género e inclusión.

El programa, más allá del mejoramiento de la imagen urbana, transforma los espacios públicos en ventanas de reflexión. Además, promueven el reconocimiento de la identidad de las comunidades en la demarcación.

Iztapalapa Mural  se hermana con la iniciativa Senderos seguros Caminos mujeres libres y seguras, creada en la administración de Clara Brugada; consiste en trazar una serie de rutas sobre las arterias viales con mayor tránsito de Iztapalapa, a lo largo de sus 13 territoriales. Estos Senderos se encuentran dentro de las zonas con menor índice de desarrollo social de la alcaldía, algunas de ellas con la mayor incidencia delictiva de toda la Ciudad de México.

Como su nombre lo indica, los Senderos seguros tienen como objetivo coordinar obras públicas para garantizar una movilización libre de riesgos. En cada camino las calles son pavimentadas; las banquetas reparadas, hay un aumento en el alumbrado público y se implementan cámaras de seguridad con botones de emergencia. Además, se recuperan áreas verdes destinadas a la recreación como parques lineales y la poda de jardineras.

Con el mismo fin, se trazan pasos peatonales y se pintan obras de arte a gran escala. Por medio de esta iniciativa se ven favorecidas las familias de la localidad a nivel general y de manera específica, las mujeres de Iztapalapa.

Las intervenciones artísticas son realizadas por brigadas mixtas de muralistas. Cada equipo está integrado por talentos locales y de diferentes regiones del país. Confluyen artistas que se han forjado desde distintas técnicas y de manera autodidacta. Esta multiplicidad de perspectivas enriquece la propuesta visual de los murales.

La mayoría de los artistas están comenzando a trazar su trayectoria. En ese sentido, el programa les ha servido como una oportunidad formativa. La Dirección Ejecutiva de Cultura les ofrece constantes talleres y charlas con muralistas consolidados. Lo que genera un genuino proceso de formación artística.

Los muralistas convergen en un ambiente donde no solo brindan su tiempo y manos a la creación colaborativa de murales en toda Iztapalapa. También intercambian diálogos entorno a su labor artística y problemáticas del mundo del arte contemporáneo.

Es así que se crea una red artística de apoyo, admiración y aprendizaje mutuo. El resultado es una serie de murales que celebran la herencia y prácticas socio-culturales de las comunidades en donde se plasman.  Destacan las narraciones locales y el homenaje de personajes importantes de la zona como: fundadores, comerciantes, entre otras personas que ayudaron a construir la identidad de la localidad.

La investigación y la gestión de los espacios a intervenir se da gracias a gestores culturales que participan en el programa. Quienes dedican su tiempo a trabajar de la mano con la comunidad para crear temas  relevantes para la población. Mismos que se traducen en las paredes por las que transitan a diario. A la fecha se han beneficiado más de 19 comunidades de esta demarcación. 

Se han creado más de 1,000 murales que equivalen a más de 46,000 m2 pintados. A partir del segundo bimestre del 2019 y hasta marzo del 2021, nuestro director Edgar Hernández participó en la coordinación y logística de este programa.