Arquitecta de profesión, Natalia Hinojosa es una artista visual mexicana que encuentra en el arte un espacio de catarsis para manifestar de manera creativa sus ideas y experiencias, así como sus tensiones emocionales, las cuales comparte a través de un estilo abstracto.

Su propuesta desarrolla una filosofía personal basada en la dialéctica de dos elementos que al contraponerse no se cancelan, se complementan; revelando un mensaje de esperanza y resiliencia ante las situaciones donde las sombras gobiernan.

 

Yuxtaposición de estructuras, luces y sombras; son características que definen cada una de sus obras. Su base pictórica es el acrílico, aunque, constantemente experimenta con técnicas mixtas y materiales como el hilo para lograr  obras figurativas. Fusiona el estilo abstracto con la geometría sagrada, incorporando significados y simbolismos que proyectan la dualidad caos-orden, el juego de la vaguedad de los colores y lo estructurado de las formas.

 

 

El mensaje estético de sus pinturas, traduce la idea de un empoderamiento de nuestro ser, que enfrentado a un momento crítico, debe elegir entre caer o elevarse.

Plantea que los sentimientos negativos de cada persona no deben ser ignorados, pues todo lo que lastima te da lecciones y te fortalece. Las grietas permiten que la luz penetre e ilumine todo lo oscuro.

 

 

Si quitamos las sombras de la obra, desaparece; así, nuestra existencia se modifica sin los momentos límite que te ayudan a reflexionar cómo resolverlos. Se trata de un despertar de la anestesia emocional que incentiva a crear algo nuevo y bueno a partir de encontrar nuestra propia luz, nuestra fortaleza.

 

Más de su trabajo: https://www.instagram.com/nhaart_/