Alejandro Rivera, mejor conocido en el mundo artístico como Minoz, nació y creció en Ecatepec, Estado de México. Su primer acercamiento con el arte se dio en tercero de primaria cuando empezó a bocetar graffitis en sus libretas; al entrar entrar a la secundaria conoce un grupo de chicos que compartían el mismo gusto por el graff,  lo que los lleva a buscar muros para transformarlos plasmando sus ideas en ellos.

A la corta edad de dieciocho años lo invitan a hacer un mural en tierras francesas, la emoción de esta primera experiencia lo llevó a pintar tres murales en sus días de estancia. Gracias a esto ha pintado murales en Alemania, California, Nueva York, y algunos estados de la república mexicana.

Minoz define su estilo como surrealismo narrativo ya que le gusta contar historias en cada una de sus obras y que el tiempo trascienda a través del cuadro. Antes se inspiraba en poemas antiguos pero de un tiempo para acá todas sus obras son ideas e historias que él mismo inventa.

En sus pinturas podemos apreciar lo que él llama un universo post apocalíptico y cómo serían los paisajes sin la intervención del hombre en la tierra. Sus mayores satisfacciones han sido que lo inviten a diferentes países no sólo a pintar murales, también a exponer sus lienzos y que la gente muestre interés en ellos y los compre.

Él no tiene métodos ni horarios y se considera una persona obsesiva en el aspecto de la pintura ya que normalmente para hacer un cuadro se dedica un día entero hasta que se canse o ya no pueda plasmar lo que él quiere. Prefiere poner películas o series como fondo.