Hernán Rodrigo Peirce

Con estudios en artes plásticas por el Centro de Arte Mexicano, Hernán Rodrigo es un talento de la Ciudad de México cuyo interés por la expresión gráfica surge desde la infancia. Sus habilidades con el grafito y las tintas lo fueron dirigiendo hacia el camino de la pintura. Gracias a esto, comienza a trabajar en el taller del artista Armando Romero quien le ha mostrado los secretos de la técnica.    

Hernán Rodrigo Peirce

El gusto por la expresión visual lo ha obtenido directamente de su padre quien es escultor. No obstante, la pasión por la pintura la fue desarrollando al contemplar las obras de Kandinsky, Max Ernst, Escher, Picasso, Matisse y Henri Rousseau. El aspecto intimista de estos artistas lo inspiran a construir sus composiciones; en muchas de sus piezas habita su estética.

El trabajo de Hernán se basa principalmente en el dibujo y el óleo, aunque también domina la acuarela y el grabado. Su proceso creativo comienza con el boceto de algunas ideas en papel, para después llevarlas al lienzo. La textura del óleo le permite conseguir el objetivo trazado en su mente. Su estilo más que hablar de aspectos generales de la realidad, muestra el aspecto expresionista de ella.

A través de ondulaciones representa elementos de la naturaleza. Emplea el trazo libre para imitar de manera espontánea las formas orgánicas. Deja de lado las obras lineales y angulares para concentrarse en la improvisación de paisajes. Por otro lado, las piezas abstractas que realiza surgen de ejercicios del subconsciente; práctica implementada por los surrealistas en el siglo XX.

Tal vez te interese: Propone una nueva concepción de los términos: línea y geometría. Apreciarlos como genuinos medios de expresión…

La cosmogonía grecolatina es otro de los referentes para la construcción de sus lienzos. Representa la figura de dioses mitológicos con el sentido de evocar los preceptos con los que se desarrollaron estas culturas. Por medio de sus colores busca rendirles tributo, alzar una especie de oración hacia ellos, al estilo homérico. El propósito de esta serie de pinturas es preservar el culto por la sabiduría, la simplicidad y la perfección; valores que condujeron a estas sociedades a ser lo que hoy son históricamente.

En síntesis, la pintura de Hernán es transparente en cuanto a su significado; pues todas sus creaciones son verdaderos ejercicios de autoconocimiento. Pinta para plasmar su reflejo, es el método que emplea para entenderse e interpretarse a sí mismo. Su creatividad ha permitido que su propuesta gráfica crezca, avance y se transforme; cuando supone haber llegado al culmen de su composición reconoce que puede profundizar aún más. 

Hernán Rodrigo es muestra clara del talento que caracteriza a una nueva generación de pintores mexicanos que se desarrollan en la escena artística actual.

Más de su trabajo: @hrodrigopeirce

ARCA RECOMIENDA: Su gráfica arroja interrogantes entorno al futuro del arte, la vida y su evolución permanente…

Hablamos de:

Nuevo arte mexicano     Galería de arte     Blog de arte     Exposiciones     Venta de arte     Habitar lo cotidiano