Nacido en Sonora, el artista plástico Héctor Aceves crea espacios oníricos y paisajes surreales en sus óleos donde la protagonista central es la ballena alada. Aceves presenta a este ser fantástico como su tótem personal.

La ballena representa la pesadez de las inquietudes humanas básicas como el miedo, los conflictos y los obstáculos que afrontamos en el día a día.

Las alas evocan un sentimiento de ligereza, paz y libertad.

 

 La síntesis de estas imágenes opuestas transmite un mensaje estético claro: el arte otorga la oportunidad de que la pesadez de la cotidianidad de la existencia humana, se pueda aligerar para la libre actuación y ejecución de los sueños, deseos y esperanzas, no a pesar de los obstáculos sino, con ellos.

 

Si bien la paleta del artista se compone de colores pastel difuminados e inspirados en postales; las composiciones de algunas de sus obras crean escenas dramáticas, oscuras y contrastantes que enriquecen su discurso artístico y amplían el diálogo visual que pretende que tengamos con su obra.

 

Aunque en esencia el trabajo de Aceves se fundamenta en una constante práctica, tanto técnica como auto-reflexiva, su obra no se limita a su propia interpretación, más bien, nos invita a empatizar con él y apropiarnos de su pincel a partir de una contemplación activa y desde nuestras propias narrativas.

 

 

Más de su trabajo: www.hectoraceves.com/