Originaria del Estado de México, Carol Goddard, es una artista plástica que le gusta experimentar. A pesar de que normalmente sus obras son en lienzo o madera y que su estilo se podría definir como abstracto, ella no se encasilla en una sola técnica y le gusta trabajar por series y con diferentes temas, entre los cuales destacan los religiosos, políticos, sociales, retratos, etc.

Carol busca utilizar lo abstracto como fondo y proyectar lo figurativo encima, sin perder ese estilo que la caracteriza, cuando se trata de hacer algo diferente. Asimismo sus pinturas logran, no solamente lo estético, sino aportar algo a la sociedad, algo que tenga un impacto y se profundice.

En una de sus series, en la que se pueden apreciar retratos, explica que en cada uno de los colores que utilizó quiso proyectar también la energía de cada una de los atletas que pintó. Sus estudios en historia del arte la han llevado a experimentar con técnicas tradicionales y contemporáneas y por lo mismo, detrás de cada una de sus obras, hay un estudio e investigación contundente.

Carol Goddard tiene como objetivo seguir explorando en el ilimitado campo creativo y lo demuestra en cada una de sus series. La artista tiene una gran disciplina y la lleva a cabo en el momento de prepararse para pintar. Su ritual es muy preciso, se levanta temprano, desayuna, hace ejercicio, medita y se enfoca todo el día a pintar. Le gusta utilizar la luz natural y por eso jamás pinta en la noche, además de respetar sus horas de sueño.

También le gusta meterse a morir a la hora de estar creando y algo que le ha ayudado mucho a tener más soltura es que nunca deja de practicar. Otro aspecto que ha sido de gran utilidad en sus obras, es ser docente, ya que día a día aprende cosas nuevas y las proyecta en cada una de sus creaciones.